Nuestro nombre

Bodegas Olimarum

Olimarum (del latín: Olmar) presumiblemente debe su nombre al valle del Olmar. Dicho valle sube desde el río Duratón hasta las inmediaciones del municipio formando un paraje  único. Se eleva hasta el páramo donde se encuentran nuestros viñedos.

Orígenes

Nuestra historia

Olimarum nace en Canalejas de Peñafiel, un pequeño pueblo de la Ribera del Duero vallisoletana, con una larga trayectoria vitivinícola.

Canalejas llegó a contar con 7 “lagares» y gran cantidad de bodegas subterráneas en las que se elaboraban vinos para consumo propio y para su comercialización. De este pasado aún se conserva algún lagar y gran parte de estos viñedos y bodegas tradicionales.

Olimarum es la primera bodega que se funda en Canalejas.

Con una amplia tradición vitivinícola, la familia Velasco, tras años elaborando vinos para consumo propio y trabajando el viñedo como proveedores de uva de calidad para importantes bodegas de la zona, deciden cerrar el círculo elaborando y comercializando sus propios vinos con intención de recuperar ese pasado vitícola elaborando vinos de máxima calidad que expresen y transmitan el terruño.

El terruño

Elementos diferenciadores

El mayor elemento diferenciador de nuestra bodega y vinos se lo da el “terruño» entendiéndose como el conjunto de suelo, altitud, clima, prácticas culturales, variedad.

Contamos con una amplia paleta de tipos de suelo que nos aportan una gran gama de matices, siendo los más destacados:

CALIZO Son terrenos pobres que nos aportan un buen contenido alcohólico, acidez equilibrada y una excelente calidad.

ARCILLOSO Retiene de manera óptima los nutrientes y el agua que la uva necesita. Nos aporta volumen y estructura, ya que los ciclos de maduración se alargan alcanzando una mayor carga polifenólica.

Altitud, climatología y variedad

Elementos diferenciadores

Viñedos de la Ribera del Duero vallisoletana a mayor altitud, llegando a superar los 900 metros sobre el nivel del mar.

Climatología con gran oscilación térmica, inviernos con bajas temperaturas y veranos con temperaturas medias no muy altas, que ayudan a alargar el ciclo proporcionando una madurez lenta y equilibrada.

Nuestra variedad estrella es la “Tinta del país” o “Tempranillo».

Contamos con viñedos de distintas edades.

Los clones utilizados en las plantaciones más recientes (inferiores a 20 años), producen racimos pequeños y muy sueltos, que dan lugar a uvas con una calidad organoléptica excepcional.

Prácticas culturales

Elementos diferenciadores

  • Máxima dedicación, mimo y conocimiento, que requieren nuestros viñedos.
  • Control de la producción, limitando los rendimientos a unos 4 000 kg/ha.
  • Producción en viticultura ecológica.

Olimarum

Bodega

Contamos con unas instalaciones de reciente construcción, situadas junto a la zona del municipio donde se encuentra la mayor parte de las bodegas subterráneas.

Entorno privilegiado que nos permite promover el enoturismo.

Bodega preparada para elaborar una cantidad limitada de botellas, con el objetivo de mantener el control total sobre los procesos productivos y dotar al vino de una calidad excelente.

Capacidad máxima para unas 60.000 botellas.

Nave de barricas abovedada donde descansa nuestro vino.